lunes, 2 de octubre de 2017

MI DULCE DAMA DE NOCHE

Septiembre me lleva a mis recuerdos de la mano invisible de mis sentidos. Bocanada de vital sensación invade mi cerebro al inspirar el aroma seductor de un canalla que enamora sólo de noche como Don Juan Tenorio.
En mi éxtasis, dejo de sufrir, comienzo a flotar en el apacible mar de los recuerdos. Encuentros de mi inocente infancia e imperiosa juventud junto muros de piedra decorados de galanes de noche, fueron testigos de besos furtivos y esbozos de palabras de amor.
Noche de cine al aire perfumado. Pasos de vuelta mientras el mañana podía esperar.
Septiembre siempre me regala el dulce aroma de la vida imperturbable ajena a la mano del hombre.
Acostaros que saldré al encuentro de la dama de noche.

jueves, 1 de junio de 2017

TUS MANOS

     
                     TUS MANOS 
Ríos de sensibilidad desbocada e inesperada inundan las manos al tocarse unas con otras . Manos entrelazadas, pensamientos sin voz que expresan sus deseos cuando los dedos de nuestras manos descubren su lenguaje. Huidizas y desconocidas trasmiten todo de nosotros.
Su calor, su piel, su timidez, lo que puede ofrecer la persona se condensa en un simple roze de vida, en una mano con vida propia que habla por uno mismo. Dedos entrelazados, serpenteando frenéticamente por conocerse, para demostrar con el roce de algo tan maravilloso, todo lo que no nos atrevemos a decir.
Piel sin voz que habla desde el corazón.
Recoje su llamada cuando la sientas en tus manos.
¿Quién cuidará de mis desvelos ofreciéndome su mano tan sólo?

miércoles, 31 de mayo de 2017

LA LEVEDAD DEL SER.

Perdido en mi, busco sin cesar los sueños por cumplir.
Veo pasar los días como el agua barre la arena de la orilla sin piedad.
Me despierta el ímpetu del futuro y lucho  cada día contra la brevedad del momento.
Perdido en ti, forjo el hierro de mis cadenas que me impiden llegar a mis sueños.
La fragilidad del tiempo me manda desnudar mi mente.
Los sueños no realizados me despiertan para que luche por ellos.

viernes, 12 de mayo de 2017

EL ÁRBOL OLVIDADO

EL ÁRBOL OLVIDADO.


Me duele tanto tu ausencia  como anhelo que vuelvas a perderte en tu camino y el azar te lleve a mí.
Mis pensamientos me preguntan por qué los creo si no debo pensar.
Nadie me mira, nadie me sonríe, nadie siente todo lo que intento darte y no puedo ofrecerte.
El día me roba mis sueños y la noche me acerca ti.
Mis brazos se alzan en busca de alcanzar el cielo, pero sé que nunca llegaré hasta él.
Espero el día que vengas a mí tanto como no alejarme del lugar donde estoy, porque no quiero arrancar las raíces que me llenan de vida.
La luz de la mañana me inunda  y la oscuridad de la noche me mece mientras crezco  sin cesar.